Conferencia sobre la lluvia de Juan Villoro

Conferencia sobre la lluvia

“Siempre me ha intrigado la posibilidad de que alguien transforme una conferencia en una confesión. ¿Hasta dónde controlamos lo que decimos? Al modo de un actor, el conferencista puede olvidar sus parlamentos o sucumbir a la tentación de revelar algo incómodo o devastador.

Conferencia sobre la lluvia surge de ese predicamento. Los devaneos del protagonista se inscriben en la larga tradición literaria de la digresión, es decir, en el distraído arte de decir una cosa para hablar de otra. En el siglo XVIII, Lawrence Sterne escribió la obra maestra del género: Tristram Shandy, monumental novela cuyo tema es el cambio de tema. Antón Chéjov se sirvió del recurso en un breve ejercicio para actores, Sobre el daño que causa el tabaco, y el actor y dramaturgo norteamericano Spalding Grey lo usó en sus originales monólogos-conferencia.

Esos y otros antecedentes me animaron a combinar los devaneos mentales y los predicamentos amorosos del protagonista con una disertación sobre un asunto cardinal de la literatura: el vínculo entre la lluvia y la poesía. Me interesaba que la confesión íntima sirviera de insólito respaldo a la exposición literaria.

Un bibliotecario entra a escena. Ha ordenado libros y los libros han desordenado su vida. ¿Hasta dónde depende de sí mismo y hasta dónde de lo que ha leído? El intermediario entre los libros y los lectores se busca a sí mismo en una conferencia.

Hablará de la lluvia, o más bien, de lo que pasa cuando llueve.

Juan Villoro

¿Por qué escribir?

¿Por qué escribir?

A muchos escritores se les ha hecho la misma pregunta.

A Margaret Atwood, autora de Historias verdaderas, le parece una pregunta particularmente compleja. Para ella lo cierto es la escritura, es decir, la combinación ordenada de lenguaje y narración es, como las otras actividades artísticas: la creación es una de las cosas que distingue a los seres humanos. Escribir es propio del ser humano. Podría decir, parafraseando a Pascal “Escribo, por lo tanto, soy” o proclamar mi parentesco con Sartre, al afirmar que la escritura es un acto a través del cual me defino.

Continúa leyendo ¿Por qué escribir?