Síguenos
Zona Literálika · BLOG

Prólogo

Prólogo

Por Patricio Gómez Junco

 

No hay literatura más profunda que la poesía, y entre los buenos lectores, son minoría los que la cultivan, y menos aún los que la escogen para verter el alma en ella.

La poesía es como un venero, surge del interior, brota de la hondura, emerge de lo recóndito.

Un escritor puede transitar por ensayos, relatos o novelas, como Esquivel lo hace en obras de teatro y cuentos cortos, pero cuando toma la pluma para abrir el alma, se convierte en poeta.

Esa es la valentía ínsita del poeta:

la desnudez,

la transparencia

en la que se lee

lo individual, lo íntimo y personal,

con el espejo de fondo que refleja lo universal,

la angustia, el miedo,

el de todos, de ayer y de mañana…

lo que tiñe y teñirá a la humanidad entera,

la fragilidad de la vida,

lo efímero de la existencia,

el desconocimiento certero sobre el origen y el fin,

la soledad endémica,

la precariedad, la brevedad del ser

entre las dos sombras del no-ser,

pasado y porvenir.

Esquivel se aventuró a mostrarnos sus alegrías y sus dudas; con él nos alegramos por tener en sus poemas un espejo; pero no espere él, ni esperemos nosotros respuestas para el enigma, certezas para las dudas, seguridades para la incertidumbre.

La poesía nos reconcilia con nuestro deleznable ser, paja de un día; y aunque el trasfondo religioso barnice la escritura, no por eso la duda se convierte en credo, ni la culpa en cicatriz gloriosa.

Somos duda, somos angustia.

Cuando el poeta dice “soledad”, apunta a la de todos, la que me afecta hoy, la que sintió mi abuelo, la que abundará en mis nietos. Si el poeta dice “recóndita tristeza” alude a la que siente cualquier mujer o cualquiera de nuestros ancestros o descendientes.

Pero la vida también es fuente de alegrías y asombros, de encuentros festivos, de hallazgos señeros, de sana aceptación en el declive, de franca exaltación en el cenit de la amistad y del amor.

¿Para qué leer? ¿Para qué adentrarse en la poesía? Para entendernos, aceptarnos, gozarnos y perdonarnos; para situarnos en el punto del tiempo y el espacio (don o condena) que nos permite ver la vida como el viaje en que podemos darnos la mano solidaria, a través de la palabra del poeta.

hola@literalika.com

Poesía, del escritor Fernando Esquivel, es una antología poética

que será publicada en el mes de agosto por editorial Literálika.