Síguenos
Zona Literálika · BLOG

El oficio de escribir

Por Ángeles Favela El reto es dar vida a tus personajes. Evita los estereotipos y permite que cada uno de ellos sea un prisma de color a los ojos de tus lectores. Regálales la emoción del descubrimiento: que sean ellos quienes vayan develando lo que la...

Por Ángeles Favela La imaginación del artista ha de recorrer un largo tramo para llegar al término anhelado, llegar a la luz, a los ojos del que admira un cuadro, del que lee un cuento, del que escucha una Suite. Las imágenes que habitan en la imaginación...

Por Ángeles Favela Siempre me han gustado las ventanas, por lo general para mirar de adentro hacia afuera: unos minutos para admirar las gotas que rebotan sobre la acera durante una tarde de lluvia, el alba cuando me toca madrugar y comienza a amanecer, o la...

Por Ángeles Favela Se acerca una época del año donde habremos de dejar las obligaciones cotidianas para entrar en otras llenas de brillos y luces que traerá la temporada de fiestas. Es un tiempo donde la convivencia y la comida, ¡uf!, se tornan más importantes que...

Por Ángeles Favela A veces imagino que las historias saltan de cualquier lugar para posarse en la punta de nuestras narices, la tuya y la mía. El asunto es atraparla, amasarla un poco para luego ponerse “manos a la obra”. Hace poco, para una sesión de taller...

Por Andrés Rodríguez López Es equívoco pensar que la fantasía no tiene límites. Las comunidades, en general, vinculan la imaginación con la construcción “imaginativa” del arte. Tales conceptos pueden ser paralelos, pero el tejido de cada uno es diferente, y erróneamente mezclado. El escritor, pintor, cineasta...

Por Homero Hinojosa Decidirse de una vez por todas a escribir un relato corto es el principal objetivo por lograr. Lo demás viene por inspiración, experiencias propias y “arte de magia”. ¿Cómo escoger una historia a relatar en modalidad de texto breve? Primero que todo es importante...

Por Ángeles Favela Mientras leemos, el escritor, desde la historia que ha construido (quien sabe donde, cuando, cómo, por qué y para qué) nos exige grandes dosis de imaginación y eso, es un gran regalo. El lenguaje es el principal patrimonio y herramienta que como seres...

Por Ángeles Favela Para los viajeros incansables, los días del verano se revisten de un color distinto. El aire de otro suelo nos regala la oportunidad de recorrer caminos desconocidos. Quizá, ahora mismo tú te encuentres fuera de tu lugar de residencia o planeando algunos días...

Para muchos autores la escritura es un rito, igual que un corredor que sale por la mañana a su entrenamiento pensando en el maratón en el que se ha inscrito, para un escritor, el tiempo y la forma que habrá de destinar a la creación de su obra -en el caso de muchos nombres famosos- está plagado de singularidades.

A Edgar Allan Poe su caligrafía indescifrablemente pequeña le permitía escribir historias de principio a fin en largas tiras de papel que iba uniendo entre sí con cera, le gustaba palpar y visualizar la continuidad de lo que iba escribiendo y esa era su peculiar manera de lograrlo. Ernest Hemingway quien sufría el alcoholismo, escribía en completa sobriedad y de pie. T.S. Eliot, poeta extraordinario, se pintaba el rostro de verde y según él mismo lo decía para no parecer un empleado bancario. Gustave Flaubert comenzaba únicamente después de haber fumado una pipa. Victor Hugo repetía a la vez que caminaba por la habitación, las frases y versos una y otra vez, para escribir únicamente cuando le sonaban suficientemente bien.

El proceso creativo de los grandes escritores, sin duda, se ha mitificado en el transcurso del tiempo, pero lo cierto es que quienes gustamos de escribir, desarrollamos ciertos hábitos o técnicas para ubicar nuestro ánimo en el modo adecuado para que las palabras puedan fluir con libertad.