Síguenos
Zona Literálika · BLOG

vida Tag

Por Patricio Gómez Junco Mi padre murió hace 62 años. Ya se podrá adivinar mi edad. Yo era un niño de 13, y me quedé con imágenes fijas, señeras, de su persona, su cariño y distancia a la vez, de su enfermedad y alegría. Por única herencia,...

Por Coco de la Mora Todas las familias tienen su historia, existe la “historia oficial” y la historia que cada integrante vivió. Lo que para un padre fue devoción y entrega, a costa de su propia felicidad, para un hijo fue abandono y falta de tiempo...

Por Ángeles Favela He aquí unos ojos bellos; el contraste de paz y serenidad en toda la extensión de una imagen. Un instante y una eternidad. Es la vida que se desborda; el retrato de aquellos los pasos recorridos y que aún en el silencio, en...

Por Ángeles Favela

El triunfo de México hoy por la mañana en el Mundial de Rusia, es un respiro para muchos. Para el mundo 2018 es el año jubilar del futbol. El viaje a La Meca en turno, los ídolos, los ritos, las crónicas, lecturas obligadas y glosas humorísticas.

El futbol es una industria, una pasión y para muchos, una religión. En el juego existe una liturgia de colores, himnos y ornamentos, centrada en el rodado de un balón entre feroces patadas. Del mundo del futbol nacen a cada momento historias, en ellas habitan personas, tramas, nudos, retornos y finales.

En la cancha la libertad, la afición y la maestría se juegan el todo por el todo. Y la vida encuadra las quimeras de los participantes: los que juegan, los que aplauden y los que sufren.

Hay literatura futbolística y literatos futboleros. Eduardo Sacheri, escritor argentino, es uno de ellos. Sus cuentos están llenos de futbol y también de humanidad. En sus líneas cada personaje es de carne y hueso, llenos de infancia; donde la amistad es un muro inquebrantable y el universo es representado por el balón, la familia y los lugares del barrio.